viernes, 6 de enero de 2012

PARKER, el cómic

La noche de los tiempos, la noche del juicio final, no será como la imaginamos, si es que lo hemos hecho alguna vez. No se abrirán las tumbas y saldrán los muertos para juntarse con los aún vivos para someterse al sumarísimo juicio del portero de tu entras, tu no.

Los elegidos no vivirán en esa urbanización de lujo pomposamente llamada El Paraíso y que en los folletos aparece custodiada por alados guardias de seguridad que blanden flamígeras espadas y muestran diminutos auriculares y micrófonos de diseño.

Los repudiados no caerán en ese abismo infernal que conduce a la desolación, el dolor, la humillación y el sufrimiento: para eso bastaba con dejarlos vivir.

No, la noche de los tiempos no será así. La noche de los tiempos es el milisegundo que tarda la bala disparada por la pistola de Parker en impactar contra un cuerpo.

Parker no es un matón. Parker se defiende y si para eso hay que matar, pues mata. Sin remordimientos, sin ascos, con rapidez, frialdad y efectividad. Sin mirar atrás, ¿para qué?
Parker es un ladrón con carisma, que no entiende la vida sino es viviéndola a placer y si para ello se necesita dinero, pues se consigue y si para eso hay que robar, pues roba. Con perfecta planificación y alevosía.

Parker es también un hombre traicionado que busca venganza y si para eso hay que enfrentarse a la mismísima mafia pues se enfrenta.

Y a pesar de tener todo lo que tiene que tener para ser un antihéroe, se nos antoja que más parece un héroe. Es un solitario capaz de llevar sus convicciones hasta el final. Es el que lucha contra gigantes como si fueran molinos de viento.

Parker nace en novela y aunque da el salto al cine, es dificil de interpretar: A quemarropa, dirigida por John Boorman, en 1967, y Payback, por Brian Helgeland, en 1999. Y se anuncia otro intento para fechas próximas.

Su padre es Richard Stark alias salido de la fértil y brillante mente de Donald E. Westlake (1933-2008).Un monstruo con mayúsculas del que otro día habrá que hablar.

Darwyn Cooke  es el dibujante que se ha atrevido a confraternizar con Parker hasta el punto que este se ha prestado a posar para un cómic con la condición de no verse en color. Parker prefiere moverse entre sombras, entre dos luces, con discrección y Cooke lo resuelve en un bitono azul y negro.
Parker prefiere pasar desapercibido y así no es hasta la página 20 que conseguimos ver su rostro.

Parker ha condicionado también la publicación del cómic al silencio, el es hombre de pocas palabras, mucho verbo y poco adjetivo, y la cháchara le disgusta, así pasan 22 páginas hasta que tenemos un primer diálogo y hemos de esperar hasta la 28 para que estos tengan continuidad.

Darwyn Cooke , vean en este enlace su blog, ha tenido la libertad de elegir los encuadres y los ha buscado variados para darle a la obra el ritmo adecuado para que entendamos que en poco tiempo pasan muchas cosas, para eso se ha ayudado de un dibujo muy angulado y poca redondez, donde las aristas cortan como filos.

A simple vista, su dibujo, parece abocetado hasta que descubrimos que esas líneas muestran una estética depurada y creativa. Mezcla, además, distintas técnicas con un resultado esplendido que le confiere enorme profundidad narrativa. Es un estilo deconstruido.

La traslación de la novela al cómic no es lineal, como cualquier adaptación, pero ha sabido mantener el tono duro, frío, violento y amoral que encarna Parker de forma y manera que tengamos claro con quien no debemos jugar.


Parker vol.1: El cazador

(Astiberri, 2009, 140 páginas, formato comic book)

Es la adaptación de la novela del mismo título, la primera de la saga.







Parker vol. 2: La Compañía

(Astiberri, 2011, 152 páginas, formato comic book)

Es la adaptación de El hombre que cambió de cara y La Compañía, segunda y tercera novelas respectivamente de la saga.



Parker volverá.

En este enlace un reciente post sobre la novela la primera novela en un blog donde el pulp es devoción http://viajealrededordeunamesa.wordpress.com/2011/11/21/a-quemarropa-de-richard-stark/

En estos enlaces más información y en el segundo mayor detalle de las adaptaciones cinematográficas:
http://violentworldofparker.com/
http://www.culturaimpopular.com/2010/03/un-hombre-llamado-parker.html

Si les gusta el cómic y si les gusta la novela negra, sientense a esta mesa y preparénse para un verdadero festín.

4 comentarios:

  1. HiperRecomendado para regalar o autoregalar, y si se puede los dos tomos mejor que mejor. Es caviar...

    ResponderEliminar
  2. Caviar Beluga 000, Roberto. Y las novelas también.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena pinta. Por cierto la peli de Boorman es una maravilla para los aficionados a esto de lo noir.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Ethan: el cine es lo tuyo, por lo que hay que hacerte caso.

    ResponderEliminar