domingo, 6 de agosto de 2017

Kinsey y yo de Sue Grafton


Kinsey y yo: una amistad eterna
Kinsey y yo es, como su nombre indica un compedio Kinsey Millhone - Sue Grafton, que muestra el grado de cariño que se tienen.

Millhone porqué la acompañaremos en unos relatos donde brilla el tono irónico, el ingenio y la deducción y en eso, actualmente, pocas rivales tiene y también porqué conoceremos el porqué de su nacimiento como criatura literaria.

Grafton porqué no solo descubriremos su habilidad por crear argumentos complejos en pocas páginas sino también porque sabremos de sus inquietudes como escritora policíaca y sus fuentes y también, a modo de ensayo, sus opiniones sobre el género y sobre otros escritores.

Y aún más, Sue Grafton con su alter ego Kit Blue, ofrece una visión muy íntima y personal de su infancia y su vida familiar como pocos autores se atreverían.

El libro acoge 9 relatos policíacos protagonizados por Kinsey Millhone y publicados a lo largo del tiempo en distintos medios; Sue Grafton introduce los relatos policiacos, la primera parte del libro, con una explicación de cómo y porqué eligió a Kinsey Millhone como la protagonista de su abecedario del crimen. Estos relatos se publicaron por vez primera en 1991 y responden a encargos y divertimentos satisfechos por la autora.
.
Los relatos cortos precisan de mucha planificación argumental ya que fácilmente pueden caer en banalidades que desencantan al lector; no es este el caso y aunque personalmente crea que Kinsey es de las que gana con cuantas más páginas mejor, se maneja también bien en estas distancias cortas.

Así mismo la autora dedica un espacio a 13 relatos escritos a modo de diario protagonizados por Kit Blue, una suerte de relatos autobiográficos en los que la autora desgrana sus emociones de niñez en una época especialmente complicada como fue la muerte de su madre.

No estamos pues ante una de las novelas habituales que conforman el Abecedario del Crimen pero si ante un libro valiente y que, publicado a las postrimerías del alfabeto, tiene un cierto regusto a despedida que no quisieramos para nada.

Esta vez la cubierta de Tusquets no es una habitual ilustración de Cassio Loredano pero conserva su esencia al mostrar la autora junto al escarabajo amarillo de Kinsey.

En este mismo blog se han reseñado:

  

0 comentarios:

Publicar un comentario