martes, 6 de febrero de 2018

Una detective inesperada de Kerry Greenwood

Phryne Fisher, una joven llena
de recursos.
En aquellos años 20 la clase alta vivía a tope, si algo había eran reuniones mundanas, de esas en las que se tomaban cócteles, se hablaba de moda y de las vacaciones junto al mar o en un chalet en cúspides nevadas, se conducían coches de relucientes cromados, se jugaba al tenis y al golf e irrumpían jóvenes féminas audaces que desafiaban el estatus masculino optando por negarse a cumplir las modosas expectativas que la sociedad tenía determinado con las mujeres.

Entre ellas resalta Phryne Fisher, el personaje de ficción, que bien pudo existir y que es la suma de destacadas aptitudes mostradas por congéneres de la época, protagonista de una serie de novelas escritas por Kerry Greenwood.

Phryne Fisher es una rica, guapa, seductora, audaz, inteligente y sensible joven (nada más y nada menos) que decidida a ponerle un poco, aún más, de pimienta a su vida, se aleja del encorsetamiento británico que le ahoga rumbo a Australia, su patria natal, donde una peculiar situación de sospecha por envenenamiento, en una familia amiga, reclama su presencia.

Ha viajado cerca de 17.000 kilómetros para vivir nuevas emociones y experimentar nuevas sensaciones y actuar como Una detective inesperada satisface plenamente esos deseos.

La vida bajo control se descontrola y Phryne va a vivir más emociones de las que se podía imaginar, aunque tenga recursos suficientes para salir airosa de cualquier situación.

Una trama de enigma sencillo tratada de manera divertida e irónica, muy bien ambientada, que sin grandes efectos ni sorpresas consigue mantener la atención y mantener la sonrisa en el rostro durante toda la lectura. No busquen más que no lo encontrarán.

Kerry Greenwood
La escritora mantiene la ambigüedad que supone la superficialidad de tratar con ropa de diseño e ingredientes de platos sofisticados, con la perseverancia en mantener esa crítica a favor de la libre determinación de la mujer para hacer con sus actos y con su vida lo que le apetezca. Desde la riqueza claro está; desde la pobreza las prioridades son otras.

La serie de Phryne Fisher llega a las veinte novelas publicadas, Una detective inesperada es la primera, y dispone de adaptación televisiva muy aplaudida.

Es el personaje evocador en los sueños de cualquier chica que tenga que levantarse a trabajar cada día para hacer largos turnos y cobrar como mucho el salario mínimo.

Kerry Greenwood ha sabido aunar todo lo que se le pide a la vida: el dinero, el placer, el misterio de salón y las aventuras con cierto grado de riesgo, con el romanticismo glamoroso para crear una colección que hace las delicias al gran público.

8 comentarios:

  1. Con eso de que una familia amiga le reclama para solventar un caso me recuerda mi reciente lectura de Años de sequía de Jane Harper, curiosamente también transcurre en Australia. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que solo tienen eso en común ;-)
      Saludos!

      Eliminar
  2. La tengo en mi lista de pendientes, quiero leerla pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Miss Fisher's Murder Mysteries en Netflix, pues mira, lo mismo empiezo con la serie y sigo con las novelas.
    ¡Un placer leerte como siempre, Jordi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás que tal la serie ,-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Yo estoy en mitad de la lectura y, de momento, no me está gustando mucho :'(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene altibajos. Una trama de propósito general gusta a unos unas páginas y a otros, otras. Es cómo si en lugar de una serie contemporánera estuvieramos leyendo algo escrito hace mucho, mucho tiempo. Y resultara un poco naive.
      Un beso

      Eliminar